RESERVE
SU HABITACIÓN
  • ENTRADA
  • SALIDA
HABITACIONES
  • Habitación 1
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 2
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 3
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
ver reserva
4 rincones imprescindibles del Castillo de Capdepera
Cuatro rincones únicos del Castillo de Capdepera para disfrutar de sus vistas y volver a las tradiciones

La visita al municipio mallorquín de Capdepera siempre supone un viaje al pasado. Sus yacimientos arqueológicos y sus construcciones de gran valor patrimonial, junto a su gastronomía innovadora, que evoca sabores de antaño, y sus espacios naturales, convierten a Capdepera en el destino ideal de sus días de descanso. En esta ocasión nos adentramos en uno de los atractivos del municipio, el Castillo de Capdepera, y lo descubrimos recorriendo cuatro de sus rincones más especiales.

Allá por el año 1300, el rey Jaume II promulgó las "Ordinacions", fundando el pueblo de Capdepera. Para ello, ordenó la construcción de un recinto amurallado en torno a la torrede vigilancia de Miquel Nunis, con el fin de agrupar a la población que vivía dispersa. Como verá en su visita, el Castillo disfruta de un emplazamiento estratégico, desde donde se dominan las tierras circundantes y se divisa el canal marítimo que separa las islas de Mallorca y Menorca.


1. Iglesia de San Juan

Buscar un rincón en el que disfrutar de una buena panorámica no le resultará difícil. Aunque, desde nuestro punto de vista, el lugar ideal se sitúa en la iglesia dedicada a San Juan. El templo se ubica en la parte más elevada del conjunto arquitectónico. Justo desde allí podrá contemplar el canal que separa ambas islas. Si el cielo se encuentra despejado podrá admirar en la lejanía la isla de Menorca.


2. Torre de Miquel Nunis

Otro de los rincones que bien merece una pausa es la torre de Miquel Nunis, construida con base cuadrada. Data de la época islámica y cuenta con un molino de viento, el molino de En Cofeta. Y así, recorriendo el espacio entre las torres, irá descubriendo la muralla, que se conserva en muy buen estado y da sentido al castillo. Un paseo por la fortificación en el que la declaración de la fortaleza como Bien de Interés Cultural (BIC) alcanza todo su esplendor.


3. Mercado Medieval

Para seguir entendiendo su historia, le proponemos un paseo por sus empinadas calles. Paso a paso, se irá sintiendo en plena Edad Media. Más aún si hace coincidir su visita al Castillo de Capdepera con el tercer fin de semana de mayo, momento en que disfrutará de la celebración del Mercado Medieval, que se desarrolla tanto en el interior del recinto amurallado como en los alrededores. Todo se transforma para que el visitante se sumerja en ese viaje en el tiempo y se traslade a vivir en plena Edad Media.


4. Casa del Gobernador

Tras este paseo por la historia del Castillo desde varios rincones, le proponemos una visita a las tradiciones de Capdepera. Sin salir del recinto amurallado, entramos en la Casa del Gobernador para conocer el Museo de la Llata o palmito. A través de la muestra permanente, entenderá cómo era este proceso artesanal, que se inicia en la cosecha, pasa por el secado y finaliza con el blanqueo de las hojas de llata. Una actividad manual que dio sentido a la economía del municipio años atrás y que hoy está prácticamente abandonada. La visita al museo le permitirá seguir admirando ese arte del trenzado de la hoja y cómo se convierte en cestas, escobas y otros elementos.

volver