RESERVE
SU HABITACIÓN
  • ENTRADA
  • SALIDA
HABITACIONES
  • Habitación 1
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 2
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 3
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
ver reserva
La llata, protagonista de la artesanía de Capdepera y Artà
Artesanía típica de Mallorca elaborada con llata, cerca del hotel Son Jaumell: cestas, lámparas o alfombras

A su vuelta de Mallorca seguro que sorprenderá a alguien llevándole un detalle elaborado con llata, las hojas de palmito con las que se confeccionan cestas, bolsos, alfombras o lámparas, entre otros artículos de artesanía. No se trata del típico souvenir de Mallorca, sino que se lleva un trocito de historia, de artesanía y de creatividad. Ahora sólo falta elegir quien será el afortunado que recibirá tal obsequio de su paso por Mallorca. Disfrute de su estancia en el Hotel Son Jaumell, de su cercanía a los pueblos de Capdepera y Artà y acérquese a esta costumbre artesana de antaño.


Oficios artesanos que perduran en Artà y Capdepera

Capdepera ha sabido mantener esa tradición de la llata por años. Cada tarde de lunes a jueves, un grupo de mujeres del municipio gabellí conocido como Ses Madones de sa Llata, se reúne en torno a las hojas de palmito. De sus ágiles y experimentadas manos saldrán artículos artesanales como cestas o senallas, alfombras, lámparas, sombreros, escobas o abanicos. Capdpera y Artá vivieron el auge de este oficio allá por el siglo XX. Años después y debido al impulso del turismo en Mallorca, la fabricación se orientó a la creación de utensilios para los visitantes.

Es el garballó la plata originaria de esta tradición. Se trata de la única palmera autóctona de Europa que se encuentra al norte y el oeste de Mallorca. De sus dos metros de altura se pueden arrancar 4 ó 5 palmas, que se golpean para que no sean tan leñosas. De ahí vendrá el manojo y después la gavilla, para pasar entre 18 y 23 días al sol. Después de blanquear, suavizar y secar, con ayuda del azufre, pasan a convertirse en suaves filamentos listos para ser trenzados y dar lugar a creaciones tan versátiles como prácticas.

Artesanía mallorquina cerca del Hotel Son Jaumell

La senalla o cesta es el artículo más conocido elaborado con esta materia prima. El uso más extendido es el de servir de bolso de transporte con todos los útiles de la playa, a modo de capazo. Los encontrará con varios diseños incluso colores. Muy cerca del Hotel Son Jaumell, en los municipios de Capdepera y Artà, descubrirá en sus talleres multitud de objetos útiles y decorativos:
- Sombreros
- Alfombras
- Escobas
- Soplillos o ventadors
- Útiles para las caballerías: anteojeras, alforjas o bozales
- Leñeros para almacenar la leña
- Cofa o cofín para llevar frutas
- Cuencos, bandejas o posavasos

Entre la tradición, la relajación y el diseño

El trenzado de la llata regala momentos de relajación y conversación a quienes practican este arte. Antes de dejar Mallorca visite alguno de los talleres de Artà y Capdepera y elija algún objeto elaborado con llata que seguro habrá visto antes en el Hotel Son Jaumell. Ésta es precisamente otra manera de que el oficio de la llata perdure.

Una parte importante del estilo decorativo del hotel se debe al protagonismo que tiene la llata en sus lámparas, cestas o alfombras. Un estilo muy mallorquín que rinde homenaje al noble oficio del trenzado de la llata. Para completar su conocimiento de este oficio, puede visitar Museo de la Llata que encontrará en la Casa del Gobernador, uno de los rincones del Castillo de Capdepera. Se trata de un viaje muy especial por las tradiciones de Mallorca y su artesanía más autóctona.

volver