RESERVE
SU HABITACIÓN
  • ENTRADA
  • SALIDA
HABITACIONES
  • Habitación 1
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 2
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 3
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
ver reserva
Detalles decorativos que hacen único al Hotel Son Jaumell
La artesanía de Mallorca o la bóveda del antiguo establo como detalles especiales para decorar las suites

Tenemos la certeza de que algo es auténtico cuando se muestra tal como es. Una definición que bien valdría para describir al Hotel Rural Son Jaumell de Capdepera, un alojamiento que ha sabido mantener esa personalidad propia de la antigua possessió mallorquina que fue hace más de tres siglos. En su proyecto de rehabilitación, sus propietarios quisieron que algunos de sus elementos más representativos perduraran, como por ejemplo la bóveda que daba forma a los establos de caballos. Esa autenticidad se prolonga en detalles artesanales de Mallorca, como la llata, el vidrio o las maderas autóctonas de la isla. Sin duda, el Hotel Son Jaumell es un lugar donde el sosiego se siente, la cultura mallorquina se percibe y lo bueno de Mallorca se palpa en cada rincón.

Todo el respeto a la cultura y artesanía de Mallorca

El Hotel Son Jaumell ha intentado respetar esa larga historia de la finca mallorquina que fue en su origen. Una de las cuatro junior suite deluxe y una de las gran suite deluxe con las que cuenta el hotel han conservado la bóveda que era parte del antiguo establo de caballos. Se trata de una manera de integrar antiguos usos y rendir homenaje a la historia de esta possessióque ya suma tres siglos de vida. También se muestra un respeto a las tradiciones artesanas de la isla. Son muchos los detalles decorativos que salpican el hotel y que sirven de homenaje a la cultura de Mallorca y a los oficios de siempre:

-El vidrio soplado de Mallorca en jarrones, lámparas y vasos.

-Las hojas de palmito trenzadas se transforman en cestas que adornan el baño, en lámparas, alfombras y también en sillas. La artesanía de llata de Capdepera y Artà protagoniza muchos de los espacios del hotel para llenarlos de naturaleza y tradición.

-Maderas autóctonas de Mallorca, en troncos de árboles que se convierten en taburetes, repisas y toalleros en los baños.


Estilo mallorquín en las suites del Hotel Son Jaumell

La decoración del Hotel Son Jaumell contó con el trabajo de Marga Rotger e Isabel Santandreu en su rehabilitación y decoración. Rotger dice en su web: “En nuestros proyectos se respira armonía, equilibrio y calidez, buscando la propia esencia de los materiales naturales y la luz, combinando los diferentes estilos”, y el proyecto del Hotel Son Jaumell es un claro ejemplo de ese estilo que desborda tranquilidad y quietud por todas partes. “A los huéspedes les gusta mucho este tipo de detalles decorativos, y sobre todo agradecen su autenticidad”, afirma Susanne Turowski, directora del Hotel Son Jaumell.

Otro de los elementos que llaman la atención de quienes se alojan en el Son Jaumell es la vasija en fragmentos dando forma a un mosaico y que hace las veces de cabecero de la cama en una de las gran suite deluxe del hotel.

Al estilo equilibrado y el culto a las tradiciones de Mallorca que rinde el Hotel Son Jaumell en cada pequeño detalle se añade el papel que juega el arte. Las estancias del hotel tienen el lujo de contar con cuadros originales de artistas como Gustavo o Bennàssar. Las creaciones coloristas de Gustavo contrastan con la sobriedad del estilo actual, aportando vida, color y alegría. Por su parte, los paisajes rurales, marinos y las escenas costumbristas ofrecen el estilo más personal de Bennàssar. Se trata de un toque único que aporta imaginación y personalidad a la decoración del del hotel.

volver