RESERVE
SU HABITACIÓN
  • ENTRADA
  • SALIDA
HABITACIONES
  • Habitación 1
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 2
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 3
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
ver reserva
Piscina y solárium, un oasis de relax en vacaciones
En el Hotel Son Jaumell encontrará este espacio que invita a vivir momentos de calma, tranquilidad y relax

Un olor, un sonido o una sensación nos pueden trasladar al momento más relajante y tranquilo que jamás hayamos vivido. El Hotel Son Jaumell dispone de un espacio en el que huele a campo, en el que sólo se escucha el canto de los pájaros y en el que se siente el frescor del agua y el calor del sol. La piscina y el solárium del hotel le esperan para hacerle vivir la experiencia más relajante de sus vacaciones en Mallorca. Un auténtico oasis de relax para los sentidos.


Inspiración y tranquilidad para cuerpo y mente

Un hotel situado en el campo es en sí un lugar deseado por los amantes de la tranquilidad. Pero existe un rincón dentro del hotel que se convertirá en el sitio ideal para desconectar del exterior y conectar con la paz que hay dentro de cada uno. La piscina del Hotel Son Jaumell le espera para brindarle momentos muy especiales mientras se da un fresco y relajante baño. Los minutos dedicados al relax se alargan mientras su cuerpo reposa en las confortables hamacas o camas balinesas que encontrará en el solárium.

Una vez localizado su oasis particular, ahora sólo falta abandonarse a esa actividad tranquila y placentera que más le haga disfrutar en vacaciones. Puede tratarse de instantes dedicados a su lectura favorita, o minutos para meditar en silencio o también para dar rienda suelta a esa inspiración que le brinda un lugar tan especial como éste. Tiempo para escribir, crear y sobre todo para sentir la tranquilidad. O simplemente para no hacer nada, mientras respira el aire más puro de la naturaleza y escucha el canto de los pájaros.

Desde primera hora de la mañana, a partir de las 8, ya puede elegir su sitio favorito en este rincón tan encantador del Hotel Rural Son Jaumell, en el que uno es capaz de olvidar todo lo exterior para centrarse en lo único importante, ese momento.


Pequeños placeres en sus vacaciones en Mallorca

La mañana irá transcurriendo lentamente mientras disfruta de un refrescante cóctel, un saludable smoothie o zumo, o quizá de un café servido en su hamaca o cama balinesa. Sólo hay que escuchar al cuerpo para saber qué necesita.

Hacia el mediodía llega la hora de reponer fuerzas en el Bistró Senzill, justo al lado de la piscina. En el Bistró podrá degustar las propuestas más desenfadadas y frescas del chef Andreu Genestra. Los momentos de disfrute continúan y los pequeños placeres se suceden, en este caso en forma de creación culinaria. El entorno le seguirá regalando instantes de tranquilidad, pero ahora bajo la refrescante pérgola del Bistró. La carta está salpicada de sabores del Mediterráneo en forma de arroces, verduras y hortalizas de la huerta, pescados frescos y carnes a la brasa.

Y cuando cae la noche, nada mejor que disfrutar de este espacio iluminado con mucho gusto para seguir deleitándose con veladas interminables mientras bebe lentamente un gin & tonic, con una interesante conversación o con las maravillosas vistas nocturnas del Castillo de Capdepera.

volver