RESERVE
SU HABITACIÓN
  • ENTRADA
  • SALIDA
HABITACIONES
  • Habitación 1
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 2
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 3
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
ver reserva
Excursiones a caballo desde el Rancho de Cala Mesquida
Una experiencia para vivir la equitación en el entorno de Cala Mesquida, muy cerca del Hotel Son Jaumell

A tan sólo 6 minutos en coche del Hotel Son Jaumell se encuentra el Rancho Cala Mesquida, que abrió sus puertas en 1971. Más de 40 años ofreciendo actividades a caballo para quienes buscan la tranquilidad de un paseo a caballo por el entorno de Cala Mesquida. Se trata de una experiencia única que puede vivir desde abril hasta octubre y que combina deporte, naturaleza, relax y unas panorámicas fantásticas. Lorenzo Llull y su hija Mar, responsables del Rancho, nos desvelan por qué muchas de las personas que prueban la experiencia, repiten cada vez que vuelven a Mallorca.

Rutas a caballo desde el Rancho de Cala Mesquida

Las rutas a caballo en la zona de Cala Mesquida transcurren entre pinares, pasando por las dunas y llegando a un torrente cercano. Este tipo de paseos se dirige tanto a adultos como a niños, en grupos de 8-9 personas, como máximo, y suele durar una hora. Se trata de una actividad apta para todos: desde familias al completo, adolescentes con experiencia en la monta, personas mayores que desean tener esa experiencia o parejas que buscan un plan más romántico.

Desde el bosque de pinos de Cala Mesquida se pueden recorrer diferentes rutas que van variando en función del nivel de cada persona o grupo. Aunque la fantástica playa de Cala Mesquida está muy cerca, en plena temporada no se permite el acceso directo a ella debido al gran número de personas que disfrutan del sol en esa época. Sin embargo, se puede divisar una panorámica fabulosa de Cala Mesquida desde el torrente.

Respeto a la esencia del caballo, clave del éxito de esta experiencia

La manada del Rancho Cala Mesquida está formada por 11 caballos y 11 ponis. “Nenuco, Aina y Ringo son los ponis que llevan más años con nosotros; en cuanto a los caballos, tenemos a Tina, a Pinxo y a Luna”, apunta Mar Llull. A ellos se suman Viri, el caballo de Mar y Ufano, el que monta su padre, Lorenzo. “Generalmente es el paisaje y la nobleza de nuestros caballos lo que cautiva a la gente”, señala Mar quien nos desvela el secreto de por qué muchas de las personas repiten experiencia cuando regresan a Mallorca en vacaciones.

A partir de octubre el Rancho cierra sus puertas para velar por el bienestar de la manada, que se encuentra en libertad en la montaña descansando y pastando. “Es muy importante para nosotros el equilibrio físico y mental de los caballos, por ello, si no es un grupo que reserva con antelación, no los bajamos de la montaña hasta finales de marzo”, señala Mar.

Relax y deporte en plena naturaleza, cerca del Hotel Son Jaumell

Durante su estancia en el Hotel Son Jaumell son muchas las experiencias que puede vivir. Las excursiones a caballo son una manera de practicar deporte en vacaciones además de estar en contacto con la naturaleza y deleitarse con esos momentos de relax y sosiego.

Esa tranquilidad que se siente en un paseo a caballo y el contacto con la naturaleza son razones por la que muchas personas se animan a probar. “Somos muy afortunados de disponer de este entorno, cuando uno se adentra en el bosque es capaz de desconectar de todo lo exterior y conectar con la esencia de la naturaleza”, afirma Mar Llull.

volver