RESERVE
SU HABITACIÓN
  • ENTRADA
  • SALIDA
HABITACIONES
  • Habitación 1
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 2
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 3
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
ver reserva
Descubre el turismo gastronómico en el norte de Mallorca
El turismo gastronómico es una de las mejores formas de conocer la isla y adentrarnos en su cultura.

Habitualmente, a Mallorca se la relaciona con sol, playas ycalas de un impresionante color azul turquesa, patrimonio arquitectónico y, porqué no, también diversión nocturna. Pero lo cierto es que esta pequeñaextensión pero, a la par, grandiosa isla en cosas que ver y disfrutar tieneotro aliciente de gran interés: su sobresaliente cocina y por supuesto con su turismo gastronómico.

¿Cómo es la cocina mallorquina?

Cómo no podía ser de otro modo, la gastronomía de Mallorca es típicamente mediterránea, lo cual es sinónimo de dieta sana, equilibrada yamplia variedad de alimentos. En este sentido, el clima de Mallorca y sunaturaleza le permite contar con muchísimo productos propios y frescos, tantode huerta como pescados y hasta una raza porcina autóctona: el cerdo negro o porcnegre.

Los productos tradicionales del norte de Mallorca

Lo más típico de la isla son los embutidos y los postres.Entre los primeros destacan la sobrasada, el botifarró y el camaiot. La mejorforma de comerlos es acompañados del pan y el aceite típicos de Mallorca: panmoreno y aceite virgen extra de la variedad arbequina, que es una aceitunapropia de Mallorca.

Pasemos directamente a los postres. Mallorca y reposteríavan de la mano, siendo el producto estrella, o al menos el más conocido yexportado a gran parte del mundo, la ensaimada. Un postre versátil que puederellenarse tanto de propuestas dulces, como el cabello de ángel, como saladas,incorporando sobrasada por ejemplo y, de esta forma, deleitándonos con los dosgrandes productos típicos de la isla de un solo bocado.

Pero la repostería mallorquina no se acaba con la ensaimada,existen muchos productos típicos como los robiols mallorquines, pastas típicasde semana santa que suelen rellenase de cabello de ángel, mermelada o flan, olos cocarrois, deliciosas empanadas al estilo mallorquín .

Platos típicos

El frito mallorquín, por su antigüedad (la receta originaldata del siglo XIV) y por el hecho de poder elaborarse con distintas clases deverduras según la estación del año, es el plato por excelencia de la cocinamallorquina.

Muy popular y utilizado en eventos, celebraciones y fiestas,para su preparación, además de diversas verduras, puede usarse carne de cerdo ocordero o pescado. A veces se le añade pimiento picante para darle un toque másoriginal.

Los caracoles a la mallorquina es un plato de tradiciónmarinera que le pisa los talones al anterior en cuanto a popularidad. Loscaracoles se acompañan de un caldo y de patatas y otros ingredientes, dandocomo resultado un auténtico manjar.

El arroz sucio o arròs brut es otro de los platos estrella dela isla. El resultado es un arroz caldoso donde se mezclan ingredientes tanvariados como: carne, embutidos, verduras o setas.

Tradición y modernidad se dan la mano en la cocinamallorquina y en el restaurantedel hotel Predi Son Jaumell dirigidopor el afamado chef Andreu Genestra, ganador de una estrella Michelín, es unejemplo perfecto de esta armoniosa fusión. Sus propuestas son innovadoras pero con unabase tradicional y utilizando muchos productos de máxima proximidad. Toda unadelicia para el paladar.

volver