RESERVE
SU HABITACIÓN
  • ENTRADA
  • SALIDA
HABITACIONES
  • Habitación 1
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 2
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
  • Habitación 3
    • ADULTOS
    • NIÑOS
    • BEBÉS
    EDADES
    • NIÑO 1
    • NIÑO 2
    • NIÑO 3
    QUITAR
ver reserva
La ruta de la Serra de Tramuntana
Serra de Tramuntana, patrimonio nacional según la Unesco

Alojarse en el Predi Son Jaumell Hotel Rural es entrar en un mundo de pura naturaleza ya que, permite descubrir tesoros de importancia internacional, como la Serra de Tramuntana, declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco. Es una suerte que, desde el hotel, situado en Capdepera, podamos realizar excursiones a esta maravilla, cargada de historia y cultura. Descubre las rutas de la Serra, las poblaciones que la forman y la variada flora y fauna que habita:


Un paisaje cultural con distinción mundial

La Serra de Tramuntana es la Sierra más grande de las Islas Baleares, con una extensión de 90 km y una anchura máxima de 15 km. Situada en el noroeste de la isla, su nombre se debe al viento (tramuntana) que llega de esa dirección. Engloba un paraje natural de torrentes, piedras en seco, suntuosos caminos, fincas rurales y pequeñas poblaciones, en un total de 63.084 hectáreas, y cimas importantes, como el Puig Major (1.443) o el Puig de Massanella (1.348 m).

Pero sus riquezas naturales no acaban aquí, también acoge el Parque Natural de Sa Dragonera, las Áreas Naturales de Especial Interés (ANEI), las reservas marinas de la isla del Toro y de las Illes Malgrats, y los monumentos naturales del Torrent de Pareis y de las Fonts Ufanes.

La Unesco le da un valor como Paisaje Cultural por la simbiosis entre la acción del ser humano y la naturaleza, que mezcla cultura, tradiciones, estética, espiritualidad e identidad.


La riqueza de la fauna y flora

La fauna silvestre de la Serra de Tramuntana es rica en endemismos, y no es de extrañar que en esta área hayan sobrevivido especies muy amenazadas en otras partes de Mallorca. Podemos ver desde invertebrados cavernícolas, con más de 94 especies, y vertebrados, tales como el águila pescadora o el buitre negro. También se puede ver en ocasiones el ferreret o sapillo balear, minúsculo anfibio que solo vive en acumulaciones de agua temporales de los cañones cársticos de la Serra.

En cuanto a la flora, es de interés destacar que solo habitan en la Serra (y en ninguna otra parte del mundo) nueve especies de orquídeas y más de una decena de especies de helechos. En su vegetación, abunda el encinar baleárico, la formación vegetal como la garriga de acebuche, el matorral calcícola o diversas comunidades de pino culminal baleárico.


Las bellas poblaciones que la forman

Este paraje se extiende sobre un total de 20 municipios, siendo, muchos de ellos, importantes centros turísticos del mundo como por ejemplo Andratx; Alaró, con la impresionante Iglesia de Sant Bartomeu; Bunyola, con el bosque Sa Comuna, uno de los bosques más extensos y hermosos de la isla; o Deiá, donde es imprescindible visitar sus playas Cala Deiá y Llucalcari.


Fuente de cultura

Si hay algo que distingue a esta Sierra de muchas otras es su paisaje cultural, repleto de construcciones que se han adaptado al entorno natural, como por ejemplo las realizadas con piedra en seco, una técnica constructiva utilizada desde tiempos inmemoriales que ha servido para ampliar zonas de cultivo y aprovechar el agua que de manera irregular recibe el territorio. La Serra de Tramuntana también acoge un importante patrimonio hidráulico, un sistema de ingeniería hídrica tradicional que se ha adaptado desde el siglo XIII.

Además, hay variedad de torres de vigilancia y defensa, como la de Cala En Basset (Andratx), la Trinitat (Valldemossa), la Torre Picada (Sóller) y Aubercutx (Pollença), auténticos miradores al Mar Mediterráneo. A su vez, está el Santuario de Lluc, un conjunto arquitectónico que es lugar de peregrinación.

Para conocer mejor la historia de este recóndito lugar, se pueden visitar sus centros de interpretación y museos. Uno de ellos es Ca s’Amitger, centro de Información del Paraje Natural de la Serra de Tramuntana. Mientras que el Parc Etnològic de Caimari es un museo al aire libre que muestra las construcciones de piedra en seco. También conviene señalar el Jardí Botànic de Sóller y Museu Balear de Ciències Naturals.


Rutas por la Serra

Existen diversas rutas, como la de Pedra en Sec, homologada como de gran recorrido (GR221), que enlaza antiguos caminos que unían las poblaciones con las zonas agrícolas. En esta ruta veremos el Barranc de Biniaraix, el Puig de Massanella o la Volta al Puig Roig (LLuc).

Otra opción es coger el tren de Sóller, un ferrocarril de vía estrecha con vagones de madera de mantenimiento artesanal. Permite ver algunas de las maravillas antes descritas y además enlaza la ciudad con su puerto.

Si vienes a alojarte a Hotel Predi Son Jaumell, te recomendamos sin duda una visita a la impresionante Serra de Tramuntana.

volver